Navegando por internet encontré esta lista de pequeñas instrucciones para la vida.

Me han parecido inspiradoras y con un sentido común arrollador, he decidido traducirla y traérosla para que la veáis también vosotros. Es lo que tienen las listas; los conceptos, las opiniones, las ideas todas revueltas, pueden tener sentido cada una por separado, pero si te las ponen todas ordenaditas en una lista impactan mucho más.

Esta lista de instrucciones fue escrita en 1993 por William Snell, un hombre de 95 años para un joven amigo suyo, y dice así:


-Canta en la ducha.

-Trata a todo el mundo que te encuentres como te gustaría que te tratasen a ti.

-Mira el amanecer por lo menos una vez al año.

-Nunca rechaces brownies caseros.

-Esfuérzate por alcanzar la excelencia, no la perfección.

-Planta un árbol en tu cumpleaños.

-Apréndete tres chistes tontos.

-Devuelve los coches prestados con el depósito lleno.

-Nunca desaproveches una oportunidad para decir a alguien que le quieres.

-Deja todo un poquito mejor de lo que lo encontraste.

-No te compliques.

-Piensa en grande pero disfruta de los pequeños placeres.

-Conviértete en la persona más positiva y entusiasta que conozcas.

-Sé comprensivo contigo mismo y con los demás.

-Di “Gracias” mucho.

-Di “Por favor” mucho.

-Evita a las personas negativas.

-Lleva los zapatos limpios y relucientes.

-Recuerda los cumpleaños de la gente.

-Comprométete contigo mismo para mejorar constantemente.

-Ten un apretón de manos firme.

-Mira a la gente a los ojos.

-Sé el primero en decir “Hola”.

-Devuelve todas las cosas que tomaste prestadas.

-Haz nuevos amigos pero cuida de los viejos amigos.

-Mantén los secretos.

-Planta flores cada primavera.

-Ten un perro.

-Siempre acepta una mano extendida.

-Deja de culpar a otros.

-Hazte responsable de cada área de tu vida.

-Saluda con la mano a los niños que van en los buses escolares.

-Estate ahí cuando alguien te necesite.

-No esperes que la vida sea justa.

-Nunca subestimes el poder del amor.

-Bebe champán sin necesidad de un motivo especial.

-Vive tu vida como una exclamación, no como una explicación.

-No tengas miedo de decir “Me he equivocado”.

-No tengas miedo de decir “No lo sé”.

-Felicita por las pequeñas mejoras y logros.

-Mantén tus promesas pase lo que pase.

-Cásate solo por amor.

-Reaviva viejas amistades.

-Da gracias por lo que tienes.

-Llama a tus seres queridos.

¿Qué os ha parecido? A mi me ha encantado, y es que realmente  creo que las pequeñas cosas de la vida son las que marcan la diferencia a la hora de ser feliz, no es necesario tener grandes lujos, sino saber apreciar los pequeños detalles, los momentos agradables y a los seres queridos. Si no eres capaz de apreciar esto, por mucho que consigas en la vida, nunca serás feliz.

Así que quiero invitaros a que intentéis aplicar los consejos de esta lista, algunos son muy fáciles, otros más complicados, pero todos posibles de realizar.

Si queréis dar vuestras opiniones sobre el post o preguntar algo, podéis hacerlo aquí abajo en los comentarios, en nuestra página de Facebook, en Twitter o enviando un email a info@yogahora.com.

Si tenéis Pinterest, también estamos ahí

¡Hasta el próximo post!